Comparte
12/05/2018

Soria, 11 de mayo

Montes de Socios (Asociación Forestal de Soria), pone en marcha el “Primer Cinturón Contra El Fuego” en el Parque Natural del Cañón del Río Lobos, gracias a la colaboración de la Diputación Provincial de Soria, Caja Rural de Soria, Maderas Hijos de Tomás Martín y de la Asociación Junta Gestora Montes La Sierra, Altos de los Enebros, Las Hoyas y Lentejas, de Ucero. El proyecto “incendiosZero” nace del convencimiento de la importancia que tiene la prevención de los incendios para evitar el perjuicio presente y futuro que supone el fuego, revirtiendo su dinámica a través de acciones que generen un triple impacto positivo: ecológico, económico y social. El objetivo es luchar contra los incendios forestales de España mediante la colaboración de la sociedad (entidades, empresas y ciudadanos), haciéndola partícipe y sensibilizándola sobre la importancia que tiene proteger y preservar los bosques por todos los beneficios que nos aportan, necesarios para nuestra existencia y disfrute (oxígeno, absorción de las emisiones CO2, agua, paisajes, aprovechamientos, etc.). Se trata de minimizar la posibilidad de que se produzcan los incendios y sobre todo de intentar limitar su propagación, creando de una red de Cinturones Contra El Fuego. Como es sabido, las medidas preventivas son clave, no debiendo ponerse el foco únicamente en las labores de extinción. Es la primera vez que se aborda un proyecto así, haciendo partícipe a toda la sociedad (empresas, organizaciones, administración y ciudadanos) pidiendo su colaboración para poder ejecutarlo. Es una llamada a la acción para que ciudadanos y organizaciones empiecen a comprender que la conservación y mantenimiento de los montes es responsabilidad de todos.

Primer Cinturón Contra el Fuego
Los “Cinturones Contra El Fuego” son actuaciones preventivas en las que se optimizan los esfuerzos. Este “Primer Cinturón Contra El Fuego”, situado en los montes de Ucero y con una longitud aproximada de 1,6 km por 100m de ancho (50m a cada lado), pretende salvaguardar a unos 160.000 árboles, evitando además que 125.000 toneladas de CO2 retenidas en ellos vuelvan a contaminar el aire. Las labores preventivas comenzarán a ejecutarse a mediados de mayo y se terminarán a final de mes. Consisten en generar una discontinuidad vertical con el objetivo de reducir la carga de combustible, a fin de que un eventual incendio pierda intensidad y velocidad, de manera que sea accesible para que los medios de extinción puedan trabajar con mayor rapidez y eficacia. Las tareas consisten en limpiar la zona del matorral invasor, adecuar la densidad de arbolado al óptimo (según especies); retirar los árboles secos y enfermos; podar la ramas (evitando que las chispas pasen a las copas de los árboles); y por último, retirar y triturar los restos forestales del suelo. Con ello también se contribuye directamente a incrementar la biodiversidad del Espacio Natural. El mantenimiento posterior de esta actuación preventiva se realizará como tradicionalmente se hacía, con el pastoreo de rebaños de ovejas y cabras (controlando el rebrote de la vegetación invasora), manteniendo así siempre a punto el cinturón, y haciendo que esta actuación sea sostenible. La iniciativa, además de generar un impacto medioambiental positivo, tiene un importante retorno económico y social al generar empleo en las zonas rurales, ya que los trabajos de prevención y el posterior mantenimiento a través del pastoreo se llevan a cabo por personas del ámbito local, en ocasiones en riesgo de exclusión social.
Proyecto “incendios Zero en el P.N. Cañón del Río Lobos”
El proyecto total contempla establecer cuatro “Cinturones Contra El Fuego” en este Parque Natural que forma parte de la Red Natural 2000, es Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA), para proteger el gran valor ecológico, de fauna y paisajístico que alberga. Los “Cinturones Contra el Fuego” se situarán en los bordes de los principales caminos sumando una longitud aproximada de 7 km, generando unas bandas de actuación de 100m de ancho (50m a cada lado), en las que la continuidad vegetal queda interrumpida. Con esta actuación total se protegerían aproximadamente unos 650.000 árboles y se evitaría que las 500.000 toneladas de CO2 (aprox.) actualmente retenidas en los árboles vuelvan a la atmósfera. Además, se contribuye a la obtención de energía limpia (850 toneladas de biomasa forestal, aproximadamente) Conservar la naturaleza, la fauna y la biodiversidad es responsabilidad de todos y hay mucho por hacer. El proyecto incendiosZero da comienzo en los montes del Parque Natural del Cañón del Río Lobos, un espacio de altísimo valor ecológico, con bosques autóctonos de sabinas, encinas, quejigos y pinos larícios, y con una gran riqueza faunística (buitres leonados, águilas reales, alimoches, halcones, corzos, jabalíes, ardillas, nutrias, etc.). El objetivo es proseguir con esta actuación preventiva, replicándola entre otros espacios emblemáticos de nuestro país, siempre que la colaboración de la sociedad y empresas se siga haciendo efectiva. Con la co-creación del “Primer Cintrón Contra El Fuego”, todas las organizaciones, entidades y particulares que han participado contribuyen a la consecución de los ODS de Naciones Unidas: 6,8,13,15 y 17: protegiendo los bosques, poniendo freno a la pérdida de la biodiversidad, combatiendo el cambio climático y sus efectos; manteniendo la calidad y cantidad del agua; promoviendo el empleo pleno y productivo, el trabajo decente, y el crecimiento económico, sostenido, inclusive y sostenible; estableciendo alianzas para conseguir entre todos un Desarrollo Sostenible y un mundo mejor acorde a la Agenda 2030 de la ONU.
 
Puedes leer la noticia entera aquí

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta el uso y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies